Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información en Política de cookies

Blog

Visillos o Cortinas Ligeras
01 julio 2012

Visillos o Cortinas Ligeras

Paso a paso vamos dando ideas para que vayais entendiendo y tambien para que podais tener mas claros algunos conceptos cuando os dirigiís a una tienda de decoración. No solo decimos que un viisillo es la tela que ponemos en una ventana y nos cubre el cristal...


Un visillo es una cortina de tela fina que permite el paso de la luz de forma velada y no impide totalmente la vista. Se confeccionan en tejidos transparentes, siendo los más habituales el hilo y el lino
Los visillos se colocan a menudo combinados con cortinas utilizándose éstas cuando se requiere total intimidad o ausencia de luz y los visillos en el resto de situaciones.
Los visillos pueden colocarse en las ventanas mediante los siguientes sistemas:

  • Riel. Se enganchan a varios rodamientos que corren sobre un riel. El primero de ellos se mueve al tirar de un cordón arrastrando en su movimiento al resto.
  • Barra redonda. El visillo se une a unas arandelas que actúan insertadas en una barra sobre la que corren. Se mueven con la mano o mediante una varilla rígida que va cosida ala tela.
  • Varilla de ventana. Se unen a una varilla que va fijada directamente a una ventana.
  • También existen otros sistemas como los visillos fijos que cubren total o parcialmente las ventanas y las galerías decorativas de madera que ocultan los mecanismos de la cortina.

Una casa está llena de detalles que la hacen única. Cada rincón, cada mueble y cada estancia contiene la personalidad de quien habita la vivienda. Son muchos los aspectos que tendremos que considerar antes de adquirir objetos decorativos tan fundamentales como el mobiliario o los aparatos de iluminación. Es importante combinar diferentes alternativas hasta que creemos un entorno acorde con nuestros gustos.
Popularmente, es muy conocido el dicho de que hasta que una casa no tiene cortinas, no está completa. Y es que los tejidos son el traje de etiqueta de cualquier hogar. El abanico de textiles al que actualmente podemos tener acceso en las tiendas de decoración es de una variedad casi innumerable. Si bien es cierto que existen fibras de calidad que permanecen impasibles a las tendencias, también contamos con otros materiales actuales de magníficas propiedades.

El desconocimiento de la composición y de las características de los tejidos suele traer de cabeza a un novato en decoración. Determinadas fibras pueden resultarnos a primera vista perfectas para la confección de unas cortinas o para el tapizado de un sofá. Sin embargo, son numerosos los casos en los que la elección no ha sido la adecuada y hemos utilizado telas para menesteres para los que no están pensadas. 

Cortinas con telas ligeras.

En primer lugar, tendremos que diferenciar correctamente el uso de cada tejido. Por un lado, existen telas específicas para la creación de visillos y cortinas. Estos elementos decorativos son el particular 'vestido' de nuestra casa y, por norma general, suelen pesar poco para un manejo más cómodo. Las cortinas están realizadas en telas de probada resistencia pero, al mismo tiempo, de tacto fino. Se caracterizan por tener una caída más ligera y liviana, dibujando ondas y aportando un aire vaporoso.
Los visillos se confeccionan en tejidos transparentes para que la luz pueda traspasar la ventana. Los tejidos opacos nos obligan a correr las cortinas para poder llenar de luz natural las estancias, mientras que los materiales livianos dejan pasar los rayos del sol y, además, preservan nuestra intimidad. Dos de los tejidos estrella para esta función son el hilo y el lino.En función de nuestro poder adquisitivo, tendremos la oportunidad de apostar por telas más caras, como la elegante seda. Sin embargo, no es necesario desembolsar una gran cantidad monetaria, ya que disponemos de otras fibras similares como el rayón o el tafetán. Por su parte, el lino es más rígido que el hilo; éste último 'cae' más pesadamente. Consideraremos igualmente el incluir motivos florales o algún pequeño bordado o calado en las telas elegidas.

Compartir este Post